(PARA VER LAS ESTADISTICAS COMPLETAS, CLIC EN EL TITULO EN ROJO AQUI ARRIBA)

jueves, 31 de diciembre de 2009

JUANITO

Esta parece un cuento de Navidad. No lo es.
Es una historia real, triste. Muy triste, peo bonita.
Una historia llena de nuestro sentimiento: el Sevillismo.
El protagonista es un niño.
Si, un niño de solo dos años cuyo nombre no desvelare. .
Le llamaremos Juanito.
Juanito con solo dos años ha sufrido lo peor.
Un adulto no hubiese resistido tanto.
Juanito. Un pequeño con un corazón tan grande capaz de albergar un sentimiento enorme: El Sevillismo.



Un papa y una mama pillados por la adicción.
La inconciencia inducida por lo que ha matado en vida a tantos jóvenes-
Una vida desesperada, llena de marginación, soledad e imposibilidad de elegir libremente.
Aun así el milagro de la vida se reproduce y el milagro de la vida es Juanito.
Juanito llega a casa de estos padres desafortunados y empieza su infeliz vida en una cunita rodeada de suciedad de soledad y de inconsciencia.
Vida dura.
Sin alimentos adecuados.
Sin higiene adecuada.
Sin el mínimo afecto que una vida recién florecida, necesita.
Todo eso lo mina en el físico y seguramente en la mente.
Pero Juanito es fuerte y resiste.
Y…. llega el segundo milagro.
Una abuela que se entera de esa pequeña desafortunada vida y que se vuelca.
Lo reclama.
Se lo lleva a su casa, lo cuida, lo quiere, vive por el.
Con su pobre pensión y con sus esfuerzos y su amor infinito le hace sentir el calor de una familia.
Pero es difícil. Todo es muy difícil porque Juanito ha sufrido lo indecible.
Juanito no habla, no puede, no sabe.
Las terribles condiciones de vida lo han golpeado tan fuerte que no es capaz de hablar.
Pero su corazón, su pequeña alma se ha fortalecido en el sufrimiento.
Es increíble.
Cuando Juanito paseando con su abuela, se da cuenta de estar cerca de nuestro Ramon Sánchez Pizjuan, empieza a canta el himno del Arrebato,
Dice, Sevilla Sevilla, y nombra a sus ídolos.
¡Este es el Sevillismo!
No se ve, no se oye, pero se siente con tanta fuerza en el corazón que a veces es difícil explicar porque y como una persona alberga un sentimiento tan grande

Gracias pequeño para dejarnos sentir orgullosos de ser Sevillistas.

Un beso Juanito
Un beso abuela.

3 comentarios. Comentar >>:

MAGASE dijo...

Ese niño llegará a ser una gran persona,sin duda Juanito es un claro ejemplo de que hacia falta a Giulio en la blogosfera para que nos contara a todos estas cosas,un abrazo hermano eres la ostia tio.

Talibán Sevillista dijo...

Ese Juanito merece ser ya llamado D. Juan.
Grande el niño y enorme su abuela
Un abrazo

Rocío Albendín dijo...

Juanito sin duda nos enseñamuchas cosas; lo injusta que es la vida con algunos sin merecerlo; nos enseña también a valorar la suerte que hemos tenido, que egoista resulta leyendo esto, nuestras quejas con lo afortunados que somos; nos enseña la magia de ser sevillista; y nos enseña que al final para todos queda la esperanza.
Bravo por Juanito porque algún día logrará superar sus difíciles comienzos (lo importante , y por su abuela, que más que abuela yo le diría su madre porque le dio la oportunidad de tener una vida.
Felicidades Giulio por el post.
Un saludo

Publicar un comentario