(PARA VER LAS ESTADISTICAS COMPLETAS, CLIC EN EL TITULO EN ROJO AQUI ARRIBA)

lunes, 28 de febrero de 2011

Futbol Ingles. Esfuerzo duro y honesto - Tom Walling




Tom Walling nació en 1981 en el norte de Inglaterra. Vivió la mayor parte de su vida cerca de Newcastle, por lo cual es aficionado de Los Urracas. Empezó siendo periodista en Inglaterra. Ahora vive en Sevilla, casado con una belleza andaluza. Tom es profesor de ingles, tertuliano en El Derby en Radio Aljarafe, y fanático del futbol.


Vengo de una cultura en general muy parecida  pero muy distinta a niveles específicos, tanto en el futbol como en la vida en general.
En la liga inglesa los aficionados aprecian algunas cualidades más que otras.
Por ejemplo, la fuerza física, la velocidad, la resistencia al esfuerzo, el valor, el compromiso con el equipo. Steven Gerrard es el protoipo de futbolista amado por el público ingles... De hecho, recientemente una encuesta en el periódico The Guardian lo eligió como medio centro en el mejor equipo de todos los tiempos... El equipo, que se puede ver aquí: http://www.guardian.co.uk/football/blog/2010/oct/24/steven-gerrard-world-xi?intcmp=239, es el siguient9e, alineado según un riguroso 4-4-2: Schmeichel; Cafu, Baresi, Beckenbauer, Maldini; Gerrard, Zidane, Maradona, Cruyff; Pele, Ronaldo (original, no lloricón portugués).
Es un verdadero  puzle ¿verdad?
Pero aun así parece claro que en medio de tanta clase y calidad,  hay un futbolista completamente fuera de lugar.
No soy anti-Gerrard. Creo que es un futbolista de alto nivel. Pero no es un centrocampista, y tampoco ha sido el mejor en ninguna posición. En España, o incluso en Italia, Gerrard hubiese tenido que dejar el medio centro a gente de mas1 clase e imaginación 0y se hubiese colocado mejor en la media punta. Físicamente, es prodigioso, y tiene muchos atributos envidiables, pero le falta disciplina táctica y la técnica para jugar a  alto nivel. Por eso ha fracasado en torneos internacionales. Ni siquiera es el mejor centrocampista británico de todos los tiempos. Bobby Charlton, Graeme Souness, Chris Waddle, Glenn Hoddle, Paul Gascoigne, Peter Beardsley, John Barnes, Ryan Giggs, Paul Scholes, Billy Bremner, Roy Keane, George Best. Todos mejores que Gerrard. La verdad es que, estadísticamente, Frank Lampard es más jugador que Stevie G. En la página web enlazada arriba, cada jugador tiene unos comentarios.
 Debajo de Gerrard dice, ‘Xavi e incluso Makalele son simple mortales al lado de Gerrard.’
Hmmmmm. Vamos a ver.
Makalele fue un pedazo medio centro  del Madrid de Zidane, Ronaldo, Figo, Raúl y los otros galácticos. Xavi es, para algunos, yo mismo entre ellos, el jugador más importante en, quizás, el mejor equipo de todos los tiempos. No compararía a Gerrard, que  ha ganado una sola copa de Europa, con Makelele y menos con Xavi..
No estoy echando la culpa a Gerrard. Es un buen jugador, pero es víctima de la cultura futbolística de su país de nacimiento
¿Entonces, porque los ingleses llevamos tanto retraso cuando hablamos de futbol?
¿Por qué damos tanta importancia a un esfuerzo honesto y casi no consideramos la                     fantasía y  la técnica?
 En parte, y tomar en cuenta que no soy antropólogo, creo que nuestra historia de protestantismo nos hace inclinar hacia el puritanismo, lo cual quiere decir que trabajar  duro y honesto es la cosa más importante. Por esto unos jugadores magníficos, como Kanoute, para muchos el mejor fichaje en la historia de Sevilla, nunca se  ganan la confianza de las gradas porque no parece que se esfuercen lo suficiente. Según los arraigados principio de la xenofobia inglesa,  un extranjero siempre esté tirándose al suelo, y  nunca se esfuerza   como un buen ingles.
 Los jugadores nativos también sufren. Hoddle, Waddle y Matt Le Tissier, entre otros, nunca recibieron las oportunidades  que su habilidad técnica merecía.
En definitiva, el resultado de esta mentalidad puritana ha devaluado la capacidad técnica y táctica a favor del más puro esfuerzo agonístico...

Visitantes extranjeros a Gran Bretaña suelen  sorprenderse por cómo juegan, y aprenden a jugar los niños. 22 chicos en un campo de futbol, clima  frío y lluvioso y barro en cantidad.
Padres CHILLANDO Y AMENAZANDO COMO HOLLIGAN. El problema llego hace unos años a ser tan grave que TUVIERON QUE TOMARSE medidas DRASTICAS,  como prohibir a los padres ver los partidos, ´porqu’e había peleas entre grupos de padres, amenazas a árbitros y, en ciertos casos, a niños.

El efecto acumulativo de este medio ambiente es que hay niños que pierden las ganas de jugar antes que de haber aprendido la alegría de jugar, y otros que tienen atributos técnicos excelentes, pero físicamente no pueden competir con los grandes, y no llegan a aprovechar su potencial. Jugadores pequeñitos, como Lionel Messi, David Silva, Jesús Navas, Pedro y muchos otros, no saldrían en el sistema ingles. Cuando fichó Silva en el City este verano, muchos comentaristas dijeron que un buen defensor ingles es demasiado fuerte y rápido para alguien tan enano. La frase que suelen utilizar es algo como, ‘Si, es técnicamente bueno, pero….
En prepararme para escribir este artículo, leí unos reportajes sobre partidos en la Premier League este fin de semana. Ninguno de ellos me dijo como jugó el equipo. La alineación y la disposición en el campo, la táctica etc., cosas importantes así. Hablan de jugadores, de su efecto en el partido otras superficialidades, 3 pero es difícil averiguar porque un equipo perdió, y el otro ganó.3
En parte esto es falta de conocimiento por parte del periodista. Me parece que hay muchos periodistas en Inglaterra que no saben de estas cosas, ni del futbol en general. Alan Shearer, un gran delantero que batió records durante su carrera y jugó con distinción unos 15 años, es una leyenda en Newcastle.
Un periodista londinense pregunto a un taxista, que haría si encontrara a Shearer en su cama con su mujer.
‘Le taparía, por si tuviera frío.’imaginense la consideración que tienen para este veterano futbolista. Ahora bien, Mr Shearer, hablando en Match of the Day, el equivalente ingles a El Día de Futbol, dijo sobre Hatem Ben Arfa, el nuevo fichaje de Newcastle esta temporada, ‘No sé mucho de él, pero ha jugado bien. Puede que tenga potencial, el chaval.’ Increíble.
Este es un chico que, con Benzema entre otros, formó parte de un Olimpique Lyonnais que ganó 7 títulos seguidos. Hace tres o cuatro años, fue el chico maravilla del futbol francés, ‘el nuevo  Zidane’.   Vaya falta de conocimiento. Ignorancia futbolística. No obstante. Los aficionados y los lectores británicos lo aceptan. No se quejan. No quieren leer de análisis, de verdadero futbol.
Mentalidad que es una mezcla de no confiar en extranjeros, y resistencia a cambios e innovaciones. Todo esto es el resultado de una mentalidad de un pueblo que vive en una isla. Mentalidad cerrada.
 Al principio, a pesar de haber ganado el titulo olímpico en 1908 y 1912, el FA ingles se negó a enviar equipos a las primeras tres copas mundiales, concluyendo que el juego lo inventaron, y era, de alguna manera, feo rebajarse a jugar con extranjeros sucios, aunque oficialmente fue por una discusión con la FIFA. Aislarse del futbol internacional hizo mucho daño al futbol ingles, hasta que, en su primera mundial en 1950, perdió contra USA. Una humillación. Hasta 1956, cuando vino el Hungría de Puskas, ‘The Magical Magyars’, a Wembley y destruyó 6-3 con su movimiento y pases, a un equipo ingles atrapado 20 años en el pasado técnica y tácticamente.
No obstante  el FA ingles se negó a cambiar las cosas.
De hecho, entre que Alf Ramsey y sus ‘wingless wonders’, ‘maravillas sin extremos’ ganaron el mundial en 1966 y el primer partido internacional en 1972, no se aportaron cambios fundamentales en técnica y táctica, aunque el Arsenal de Herbert Chapman hizo unas cosas interesantes en los años 30.
El hecho es que los ingleses no están particularmente interesados en las cosas que hacen que el futbol sea el deporte más practicado del mundo. El movimiento, la pausa, altas habilidades en el técnico, son cosas que no le importa a la mayoría de ingleses. Ven que el Barça juega un deporte distinto, pero no lo aprecian, y creen que, cuando un buen equipo fuerte y rápido inglés juega contra unos enanos continentales, es probable que ganara. Creen que Cristiano Ronaldo es mejor que Messi porque es más grande y rápido. He leído mucho sobre el aburrimiento de ver a España durante su victoria en la mundial 2010; ‘Pasan y pasan, pero nada pasa,’ dicen. ‘Demasiado lento, con demasiados pases laterales,’ dicen.
Nadie parece haber notado que, aparte de los semi-finales en 1990, un equipo ingles no ha llegado ni de cerca a ganar un torneo internacional desde 1966. No parece que han entendido que Rooney, Gerrard, Lampard, Ferdinand, Terry y lo demás juegan con Berbatov/Tevez/Ronaldo, Alonso/Mascherano, Makalele/Essien/Ballack/Drogba, Carvalho/Alex respectivamente, jugadores con la técnica la disciplina de recuperar los errores de los británicos que juegan con sus fortalezas particulares. No sólo esto, pero tienen a entrenadores extranjeros también, gente con un entendimiento más profundo del futbol. En la liga inglesa hay 20 equipos. Siete de ellos están entrenados por un extranjero. De los demás, cuatro tienen un mister escosés, uno galés, y solo ocho tienen entrenadores ingleses- ninguno de ellos entre los mejores 3 equipos de la liga, y la mayoría en la parte baja de la clasificación. El último entrenador que ganó un titulo en Inglaterra fue Steve McClaren de Middlesborough en 1994. Esto significa que, cuando se termine el contrato de Fabio Capello con la selección, solo tendrán aproximadamente 5 posibilidades lógicas como nuevo entrenador.

El único que desarrolla a ingleses para jugar con las habilidades de un futbolista moderno es Arsene Wenger en el Arsenal, y le ha tardado 15 años en ver el primero que puede llegar al altísimo nivel- Jack Wilshere.
La verdad es que hay mucho potencial en el típico jugador ingles, y los extranjeros que juegan allí suelen salir siendo mejores jugadores- Pique, Fabregas, Alonso y Reina, son de los héroes de Sudáfrica, pero hay otros, como Borja Valero, que han aprovechado de lo que han aprendido allí.
Pero hasta que haya más interés en distintas formas de jugar por parte de los aficionados y los profesionales, no habrá los cambios necesarios para que un entrenador ingles, con una selección inglesa, logre ganar un torneo importante.

1 comentarios. Comentar >>:

Manuel Menacho dijo...

Amigo Giulio, como amante y gran aficionado al futbol Inglès y (tu lo sabes) al Manchester United en paricular, este articulo me ha interesado de cabo a rabo. Me duele la boca de reconocerlo, pero Steven Gerrard a pesar de su baja de forma, de sus lesiones y de tener que jugar en un equipo hoy dia vulgar como es el Liverpool, siempre me ha encantado porque es un gentleman en un campo de futbol. Un abrazo desde Bruselas

Publicar un comentario