(PARA VER LAS ESTADISTICAS COMPLETAS, CLIC EN EL TITULO EN ROJO AQUI ARRIBA)

viernes, 20 de mayo de 2011

El Sofa de Pili - El silencio.




Hoy voy a hablaros de una palabra, de una acción, de una manera de gozar, de sentir, de sufrir… Os estoy hablando del silencio, ¡qué bella palabra!
Es el dueño de mis pensamientos, de mis recuerdos… De madrugada me siento y lo escucho, escucho el silencio de la noche, la ausencia de vida, el renacer de lo original, de lo natural.

Dicen que el silencio es la ausencia de ruido, pero hay silencios que te golpean como si gritaras a pulmón abierto. Yo, al igual que todo el mundo, o eso creo, he podido experimentar y sentir el silencio como parte de ciertas circunstancias que te plantea la vida, sino que algunos quizás supimos reconocerlo y para otros quizás pasó desapercibido…

Si te paras a pensar un segundo y analizas tu diario, tu día a día visto desde fuera, te darías cuenta de lo poco que llegamos a disfrutar de ciertos detalles como el silencio. Estoy segura que tú que ahora me lees, te acabas de parar a pensar y te diste cuenta que es cierto lo que te digo.
¿Cuántos minutos de silencio saboreáis, ya no al cabo del día, sino al cabo de una semana? En ese aspecto os tengo que decir que me siento una privilegiada porque siempre he sabido buscarlo y disfrutarlo al máximo, pero también hay silencios que no dependen de ti, que los recibes y transmiten mucho más que todas las palabras del diccionario juntas.
Yo a lo largo de mi vida me he encontrado con silencios de dolor, esos que más que callar gritan, se te meten en tu cabeza, se te clavan en el corazón… He podido percibir silencios de decepción, de desilusión cuando frente a frente los ojos hablan mientras tu boca no se atreve ni a murmurar. Silencios de intriga, de curiosidad, de ignorancia, de temor…
Todos ellos son bellos, son mágicos porque dicen lo que no te atreves a decir, porque todos ellos desvelan tus pensamientos, tus sentimientos… Los silencios no engañan porque  cuando se manifiestan son consecuencia de una reacción en ti… puedes estar en silencio por una mirada, por un gesto, porque estés pensando, porque alguien te dejó sin palabras…
Un silencio puede ser el c andado sin llave que guarda la complicidad, o el lazo entre varias personas, una demostración de fidelidad… ¿Quién no ha tenido nunca un secreto que siempre guardo? ¿O a quién no le han guardado nunca un secreto? ¿Cuál fue la base de la fidelidad, del respeto? EL SILENCIO.

El silencio es un derecho y un privilegio. Si algún día me arrebataran el disfrutar de él, el sentir el escándalo de lo artificial, el vivir lo que pocos saben apreciar a todas horas; mi alma se iría muriendo poco a poco, porque es este sustantivo, esta simple palabra que encierra tanto sin a penas hacer ruido, lo que me da vida, lo que me hace sentirme importante ante mi, no ante nadie más.

Como dijo el filósofo Francis Bacon, “El silencio es la virtud de los locos”, y yo estoy tremendamente LOCA.

4 comentarios. Comentar >>:

Arrucitagrande dijo...

Tienes razón, a veces deberiamos de buscar un ratito de silencio, de reflexión pero en silencio uno consigo mismo, tenemos la mala costumbre de no disfrutar de lo más liviano de la vida.
Buen post Pili, un saludo.

Jose M. Caballero Guerrero dijo...

No creo que sea un buen post, Pili.
Es excepcional.
Yo hace mucho que no me paro a escuchar el silencio. Las consecuencias de esta vida ajetreada y sin descanso que llevamos la mayoría.
Vamos tan rápido en la vida, que no tenemos tiempo de pararnos. De vivir.
Las paradojas del mundo moderno.

Gracias por tus palabras. Trataré de aprender de ellas.

Un fuerte abrazo, Pili.

Encarni dijo...

yo sera por el tiempo que me paso sola, o por todo lo que me a pasado como tu dices referente al dolor aunque no sea un dolor diferente al tuyo, si e escuchado y seguire escuchando el silencioo.

un muy buen post pili cada dia te vas superando mas.

un beso muy fuerte

Geneticamente Sevillista dijo...

por eror se ha eliminado un coentario de manu de los santos.lo reportamos aqui abajo renovamdo nuestras disculpas-

MANU DE LOS SANTOS.


Vaya post más bueno!

Tienes toda la razón, hay que buscar el silencio, es una asignatura pendiente en mi vida, pero, todo es porque me gusta compartir las cosas buenas y malas que suceden con los que siento que están a mi lado en cada momento: amigos, familiares, quien sea...

Un beso para ti, un abrazo para mi italiano favortio. jajajaja

Publicar un comentario