(PARA VER LAS ESTADISTICAS COMPLETAS, CLIC EN EL TITULO EN ROJO AQUI ARRIBA)

viernes, 8 de octubre de 2010

LA OPINION DE JOSE MANUEL GARCIA-OTERO. "LA CLAVE ES RENATO"






RENATO ES LA CLAVE
José Manuel García-Otero
Renato Dirnei es un hombre de poco ruido, tampoco es carne de titulares para la Prensa. Renato es un hombre tranquilo, que ha hecho de su equilibrio personal su mejor arma. Es uno de los principales activos del club, una de sus joyas. Por eso a Ramón Rodríguez VerdejoMonchi, no le tembló el pulso cuando firmó su tercera prórroga del contrato desde que, procedente del Santos, llegó en el verano de 2004, recién proclamado campeón de la Copa América con Brasil.
Renato es un hombre discreto, pero esto no quiere decir que sea mudo; su prudencia es un activo que suele aprovechar el club en los momentos de convulsión. Sin quererlo, desde su llegada se convirtió en el eje principal de los brasileños, su pilar más adecuado. Así, cuando alguno de ellos levantó la voz y mostró su vena más racial, la voz del  “11” fue decisiva  para apaciguar ánimos y su remo resultó clave para orillar los problemas y acercar posturas. Lo hizo con Julio Baptista, con Daniel AlvesAdriano Correia y, por supuesto, con Luis Fabiano. Todos se rifan la compañía de este futbolista serio de sonrisa perenne.
Los entrenadores de otros equipos ensalzan el potencial deportivo de este Sevilla y nunca se olvidan de Renato cuando enumeran el caudal de tesoros que acumula el plantel nervionense. Renato era el “cinco” del Santos y de Brasil, pero su enorme calidad daba para más, por  lo que los técnicos del club no tardaron en explotarla. Caparrós comenzó las probaturas pero fue Juande Ramos el que puso al de Mercedes el traje de mediapunta, pues se percató de su rara y valiosa habilidad para ponerse en las puertas del gol y cobrar magníficas piezas. “Un tío que le pega tan bien con las dos piernas y tiene ese juego de cabeza, ha de encontrarse siempre muy cerquita del área”, aseguraba este manchego de sentimientos tan encontrados para el sevillista.
Y Renato, cuyos padres le inculcaron un férreo rigor disciplinario, viajó a terrenos de la mediapunta a sabiendas que ello le cerraba definitivamente las puertas de su adorada “canarinha”. El no podía competir por el puesto con KakáRobinho o Ronaldinho. Pero en el Sevilla se abrió el filón de goles de Renato, que ha hecho más de medio centenar de ellos con la blanca, algunos gloriosos; que le pregunten, si no, al “eterno rival”, al Real Madrid o al Atlético.
Fuera de su hábitat natural, los que cubrieron su espacio no terminaron de sellar las vías de agua. Con Poulsen y Keita se logró en parte, porque, encima, Paloptenía opciones de entregar el balón a Dani Alves o a Julien Escudé para el comienzo de jugada, pero las alternativas morían ahí. El Sevilla, con bandas mortíferas (Jesús Navas y los Diegos –Capel Perotti--, las mejores bandas del mundo), se hacía previsible, sobre todo para los equipos pequeños, con sistemas de acumulación de juego exterior para amurallarse. Un problema que no zanjaron DuscherRomaric, Zokora y Guarente.
Por eso Renato ha dado el paso adelante: retorno a sus orígenes. El ‘cinco’ del Santos y de Brasil. Él se lo pidió a Manzano (que nunca ocultó su admiración por el brasileño) y también se encargó de aleccionar al redimido Romaric. Puestos en marcha, el Sevilla literalmente fagocitó al Atlético en el mejor partido de lo que va de temporada y, lo que es mejor, solucionó un  problema que ha dado mucho dolor de cabeza a los técnicos. Con un “cinco” de tamaña calidad, el equipo sabe manejar los hilos; ya no es previsible. Renato volvió a su puesto. La solución estaba en casa

6 comentarios. Comentar >>:

Juan Angel de Tena dijo...

Extraordinario J. Manuel.
Yo tambien tengo esa misma percepcion del brasileño y asi lo expuse tras el partido contra el At de Madrid.
La solucion esta en casa. Pocos jugadores en el panorama mundial hay que sepan leer el futbol como lo hace Renato.
Si le respetan las lesiones, me temo que habra demasiados centrocampistas para un solo puesto, el que será el acompañante del ex del Santos.
Un abrazo

PadreManuel dijo...

Buena exposición José Manuel del gran Renato, muchos entrenadores se han quebrado la cabeza para frenar sus sorprendentes llegadas desde atrás.

Personalmente no soy tan positivos como vosotros José Manuel y Juan Ángel, sobre la continuidad de Renato en el equipo. Suele caerse en todas las temporadas del equipo, parece como si se cortocircuitara en algunas fases del campeonato y desapareciéra por tramos.

No es la regularidad una de sus facetas, ni creo que su físico lo acompañe en esta locura de partidos que se nos vienen encima.

Confío en Renato, pero le aconsejaría a Manzano que busque otras alternativas (lo estará haciendo seguro) para cuando el brasileño se borre del cartel.

Saludos.

Alexis Correa dijo...

Es evidente que llevas toda la razón José Manuel. Te digo más, en una reunión de amigos hace como una año, cuando se cuestionaba la renovación de Renato, yo la defendí por eso mismo, por su magnifica visión y trabajo en el desarrollo de un encuentro. Es más, aseguré que a medio plazo, será un extraordinario entrenador. Un abrazo.

kr0n dijo...

Estoy contigo, pero tenemos un problema que fui viendo la temporada pasada.

Renato no puede jugar todos los partidos, precisamente no es un chaval de 20 años que aguanta todo lo que le echen.

Hay que rotarlo, no puede jugar todos las semanas 2 partidos y si me apuras tampoco 1 cada semana. Hay que cuidarlo y gestionar bien los minutos que juega.

Por eso necesitamos otro medio centro que pueda sustituir sus funciones cuando el descanse.

Juan Medrano dijo...

Tras finalizar el partido del Sevilla con el Lyon en pretemporada del año pasado en el foro oficial comente que Zokora era el jugador más mentiroso que había visto ultimamente y que nos iba a costar muchos goles si jugaba en esa posición. Todo lo que no fuera Renato de jugador más retrasado seria perjudicial para el equipo, pues ha tenido que pasar dos entrenadores y muchos partidos para que se dieran cuenta.
Después de aquel comentario fuí tachado de Maldini o Victor Orta.
El tiempo da o quita la razón.

Jose Luis de la Rosa dijo...

Hay una frase que he escuchado en más de una ocasión. Renato y diez más. Yo lo corroboro.
Comparto plenamente el artículo y de camino no está de más de dar la enhorabuena a quien lo ha escrito, es decir, José Manuel García

Publicar un comentario